FÍSICA Y QUÍMICA

Medimos la contaminación de los barrios del sur

Los alumnos de 2º ESO participamos en el experimento de ciencia ciudadana llamado Vigilantes del Cierzo. Entre todos ayudaremos a monitorizar la calidad de los barrios del sur usando para ello plantas de fresas.

La Fundación Ibercivis y el Ayuntamiento de Zaragoza-Zaragoza Activa, han organizado la experiencia y han repartido 1000 macetas con fresas a habitantes de todos los barrios de la ciudad. A nosotros nos han tocado 25 plantas que hemos repartido entre todos los voluntarios de cada clase.

logofresas-300x300

Nos hemos comprometido a depositar la planta en el exterior de nuestra vivienda y a cuidarla según unas instrucciones muy precisas que nos han entregado por escrito. Dentro de tres meses tendremos que cortar cuidadosamente dos o tres hojas y enviarlas en un sobre con franqueo prepagado que también nos han proporcionado. Nos hemos convertido en científicos y formamos parte de un gran experimento, pero todo esto…¿para qué sirve?

En concreto, se busca saber más sobre un tipo de contaminantes ambientales, los metales pesados en suspensión, que a lo largo del tiempo se van depositando en las hojas de las fresas (y también en nuestros pulmones). Las muestras serán llevadas al laboratorio para aplicarles técnicas biomagnéticas e identificar qué compuestos están en las hojas y, por tanto, en el aire de Zaragoza. Las partículas magnetizables se originan principalmente en la quema de combustibles fósiles, en el desgaste de los discos de freno y otros elementos como las ruedas en los raíles de trenes y tranvías. Con nuestros resultados y los del resto de plantas que se han repartido por toda la ciudad, se confeccionará un “mapa de la contaminación” en Zaragoza.

Gracias a este experimento, dentro de unos meses podremos tener una idea de la calidad del aire de nuestro entorno y sabremos el nivel de contaminación de Valdespartera, Montecanal, Rosales o Arcosur. Veremos si nuestros barrios del sur reciben mucha contaminación o “se la lleva el Cierzo” que sopla con frecuencia a lo largo del recorrido de la Línea 54.

Una vez finalizado el experimento, las plantas seguirán viviendo en nuestras casas, asi que esperamos tener una abundante cosecha de fresas de cara al verano.

fresajesus

Si queréis saber más acerca del experimento podéis consultar el Blog de Zaragoza Activa y la web de Ibercivis.

Agradecemos al Programa Ciencia Viva la difusión del experimento entre los centros escolares.

Alumnos de  2ºESO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s